ají de gallina imagen

Ají de Gallina

Cocina
Peruana
Raciones
4 raciones
Calorias
750 kcal
Tiempo
35 min

El ají de gallina es uno plato representativo de la gastronomía peruana y a pesar que no se tiene bien definido su origen, se presume es una variante del clásico “manjar blanco” e inicialmente tenía un sabor dulce. Sin embargo, en la actualidad, se ha convertido en un plato con un sabor muy característico gracias a la incorporación del ají.

¿Cómo preparar ají de gallina?

Con respecto a la preparación del ají de gallina, se puede llevar a cabo de dos maneras: la tradicional y la versátil y rápida.

En la preparación tradicional se acostumbra a moler los ingredientes del aderezo en un mortero; mientras que con el otro método los ingredientes del aderezo sofríen y luego se licuan.

Aquí te enseñaremos a preparar el ají de gallina con el segundo método, siguiendo la corriente de lo fácil y rápido; eso sí, sin sacrificar en ningún momento el sabor.

Ahora bien, parte del secreto de esta preparación radica en su consistencia espesita y cremosa y esto se consigue utilizando pan francés o galletas de soda.

Y para obtener el color característico del ají de gallina se recomienda adicionar palillo o aumentar la cantidad de ají amarillo, aunque puede resultar un poco más picante.

Receta de ají de gallina

El ají de gallina se caracteriza por tener un sabor, aroma y color muy peculiar; razón por la cual se ha convertido en el preferido de muchas personas. Aprovecha y aprende a prepararlo de la manera más fácil y rápida con esta receta que hoy traemos para ti. Estamos seguros que te encantará y a tus familiares también. Ahora sí, sin más preámbulo, vamos por el paso a paso.

Ingredientes

  • 1 pechuga de gallina
  • 4 panes francés o 6 galletas de soda
  • 1 taza de leche evaporada
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cebolla picada en cuadritos
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de ají mirasol licuado
  • 2 ajíes amarillos sin semillas cortados en tiras
  • 1 cucharada de palillo
  • 1 rama de perejil picado finamente
  • Sal, pimienta al gusto
  • Comino al gusto

Acompañamiento

  • 4 porciones de arroz blanco
  • 4 papas amarillas sancochadas y cortadas en rodajas
  • 2 huevos sancochados
  • 8 aceitunas negras
  • 4 hojas de lechuga

Preparación

  1. Lo primero que debes hacer es remojar el pan o las galletas en la leche evaporada. Mezcla y reserva.
  2. Seguidamente pon a calentar una olla con suficiente agua y un poco de sal. Sumerge la pechuga de pollo y deja cocinar por 25 o 30 minutos o hasta que la pechuga esté bien blandita. Retira del fuego y deja enfriar. Reserva el caldo de cocción.
  3. Una vez esté fría la pechuga, desmenúzala y reserva.
  4. Por otro lado, pon a calentar otra olla o sartén alto y vierte un chorrito de aceite. Agrega la cebolla y sofríe hasta que la misma se ponga transparente.
  5. Seguidamente añade el ajo, el ají amarillo, el ají mirasol, el palillo, la pimienta, el comino y la sal al gusto. Mezcla todo y sofríe por 3 minutos más.
  6. Vierte el pan remojado con la leche y añade el caldo de gallina. Mezcla y deja cocinar por 5 minutos.
  7. Lleva la preparación a la licuadora. Licua hasta que tome una consistencia cremosa y suave. De ser necesario, puedes agregar un poco más de caldo.
  8. Regresa la mezcla a la olla y adiciona la pechuga desmenuzada. Deja cocinar por 5 minutos.
  9. Por último, rectifica la sazón con sal. Y asegúrate que la preparación tiene la consistencia deseada.
  10. Retira del fuego y sirve. Se puede acompañar con papas sancochadas, arroz graneado, huevos cocidos y unas aceitunas negras al gusto.

Tips o secretos para preparar ají de gallina

  • El secreto principal del ají de gallina radica en remover constantemente la preparación una vez se licue, de esta manera garantizamos que todo se cocine uniformemente y no se pegue.
  • En caso de no conseguir pechuga de gallina también se puede hacer con pechuga de pollo. Y lo mejor de todo es que no se notará la diferencia.
  • La forma típica de servirlo es poniendo una cama de lechuga en el plato, encima se coloca las rodajas de papas y encima el ají de gallina. Al costado se pone el arroz blanco y se decora con rodajas de huevo sancochado y unas cuantas aceitunas negras.
  • En caso de querer un ají de gallina más picante se puede dejar las venas y las semillas al ají amarillo.
  • Durante la cocción de la pechuga de gallina se puede añadir un diente de ajo y un poco de kion o jengibre para realzar su sabor.
icon reloj

06-09-2023 a las 17:01

Puntua este artículo

5/5 (1 Reviews)

Franc Navarro

Soy redactor de contenidos, me dedico a investigar y escribir sobre una amplia variedad de temas, desde marketing y tecnología hasta turismo y recetas deliciosas. Mi objetivo es transmitir conocimientos de manera clara y atractiva, para que puedas aprender y disfrutar al mismo tiempo.

Recetas relacionadas

Enviar comentario

*Campos obligatorios. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Aún no hay comentarios en este artículo ¡Sé el primero en comentar!

Usamos cookies para asegurarnos de dar la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo. Saber más.